El Ataque Aéreo Estadounidense Contra Siria Representa una Escalada de la Guerra Contra el Pueblo Sirio

En el inicio de la llamada “Guerra Civil Siria” en 2012, Unión del Barrio condenó el impulso del Imperio de Estados Unidos de forzar un “cambio de régimen” en Siria que apoyaría la posición del imperialismo estadounidense en la devastadora invasión y ocupación de Irak. Sabíamos entonces que los objetivos político-económicos de Estados Unidos no tienen nada que ver con proteger al pueblo de Siria y tiene todo que ver con el mantenimiento del control operativo de la región, incluida la extracción del petróleo iraquí, y los preparativos para un futuro conflicto con Irán.

A pesar de las pretensiones humanitarias lanzadas por todos los lados de esta guerra de poder imperialista, es el pueblo sirio que se interpone en el camino de sus planes, y es el pueblo sirio el que ha sido hecho sufrir la violencia más terrible. De hecho, los ataques aéreos del 6 de abril contra una base área siria no fueron diseñados para traer paz y autodeterminación al pueblo sirio. En cambio, los ataques aéreos del 6 de abril representan una escalada de la guerra contra el pueblo de Siria con el objetivo de crear un estado títere, amistoso con los objetivos de los intereses imperiales de EE.UU., para asegurar el control operacional de la región y sus recursos energéticos.

Unión del Barrio condena esta escalada de la guerra liderada por el imperialismo norteamericano bajo la dirección del multimillonario fascista Donald J. Trump. Debe estar completamente claro que el papel de Estados Unidos no es como un pacificador, ni como un desafío contra el uso de armas químicas. La posición del gobierno de los Estados Unidos en esa región ha sido y sigue siendo la de un comerciante de la muerte, financiando compras como vendiendo armas a países reaccionarios como la Arabia Saudita feudal y el Estado sionista de apartheid de Israel, que combaten y fomentan el llamado Estado Islámico, ignorando y apoyando a los llamados “rebeldes” que están luchando contra Bashar Al-Assad.

Sospechamos que hay más en la historia del reciente uso de armas químicas contra civiles en Siria. Sabemos que no hay “buenos” en esta guerra de poder imperial. También sabemos que las víctimas son las masas inocentes de civiles desplazados y desposeídos en Siria, Irak y en toda la región. Unión del Barrio denuncia estas maquinaciones imperiales y la peligrosa escalada de la guerra contra el pueblo sirio. Sabemos que es imposible ayudar al sufrido pueblo de Siria a través de nuevos bombardeos. Lo que el pueblo sirio necesita es el cese de los bombardeos y más hospitales, la reconstrucción de escuelas, caminos e infraestructura básica sobre la cual poder construir un camino hacia la paz.

Nos unimos con la Federación Mundial Sindical en apoyo de la autodeterminación del pueblo sirio y hacemos el siguiente llamado:

  • Todas las tropas extranjeras deben abandonar la región.
  • Poner fin a la intervención imperialista contra Siria y todo Oriente Medio
  • Los recursos naturales que producen riquezas le pertenecen al pueblo sirio.
  • Los pueblos de la región son los únicos que tienen derecho a decidir libre y democráticamente sobre su presente y futuro.
  • Detener el uso de armas químicas.

Hacemos un llamado a toda la clase obrera y los amantes de la paz para denunciar esta escalada de guerra de parte del imperialismo estadounidense uniéndonos en la lucha mundial de la clase trabajadora para construir las marchas del 1 ° de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, y para estar al lado del pueblo trabajador y en contra de la guerra y fascismo!

Comité Central, Unión del Barrio

7 de Abril de 2017