Historia y Análisis: El 1ro de Mayo es Día de Lucha Política

Liga a las actividades relacionadas al 1ro de Mayo, 2017


El 1 de mayo, también conocido como Primero de Mayo, se celebra en todo el mundo como el Día Internacional de los Trabajadores. Precisamente porque este día se conmemora las luchas de los trabajadores, esta es una de las pocas conmemoraciones que se extiende a través de las fronteras y toca a toda la humanidad. Esto es cierto porque la fuerza del trabajo de hombres y mujeres continúa siendo el cimiento de toda la riqueza material de nuestro planeta, esto a pesar del poder global de la clase capitalista. Cada año en este día hay enormes demostraciones, marchas y manifestaciones a través de Nuestra América y el mundo.

Unión del Barrio, en colaboración con los sectores del trabajo organizado, grupos comunitarios y organizaciones independientes, se enorgullece de formar parte de esta jornada internacional de acción. Creemos que sólo a través de una lucha organizada basada en los intereses de la clase obrera podemos alterar el curso de la historia humana que nos ha sido impuesta por una clase dominante globalizada. De forma individual, no hay manera de que podamos resistir los ataques cada vez más violentos y explotadores y la represión desencadenada por el capital financiero en todo el mundo.

EL PRIMERO DEMAYO DE 1886 Y LA MASACRE DE HAYMARKET

El primer 1 de mayo es reconocido como haber ocurrido en 1886 en la ciudad de Chicago cuando los trabajadores se movilizaron alrededor de los derechos laborales básicos y contra los ataques represivos de los gobiernos locales y federales. Las luchas durante ese período fueron muchas, aunque las demandas de los trabajadores se centraron en las largas horas de trabajo impuestas a las personas para sobrevivir -7 días de trabajo por semana y 12, 14 ó 16 horas por día de trabajo eran comunes.

“En 1884, la Federación Estadounidense de Organizaciones Comerciales y Laborales había aprobado una ley que declaraba que, a partir del 1 de mayo de 1886, una jornada laboral de ocho horas sería la jornada completa y legal para todos los trabajadores estadounidenses… Los propietarios se negaron

“El 1 de mayo de 1886, los trabajadores salieron a las calles en huelga general por todo el país para obligar a la clase dominante a reconocer la jornada laboral de ocho horas. Más de 350.000 trabajadores de todo el país participaron directamente en la huelga general, con cientos de miles de trabajadores que se unieron a las marchas de la mejor forma que pudieron.

“En lo que más tarde se conocería como los disturbios de Haymarket, durante la huelga que continuo el 3 de mayo en Chicago, el corazón del movimiento obrero estadounidense, la policía de Chicago abrió fuego contra los trabajadores en huelga desarmados de McCormick Reaper Works, matando a seis trabajadores e hiriendo a un número incalculable de ellos. El siguiente día un estruendo de manifestaciones y protestas obreras en contra del gobierno y su brutalidad policial resonó a través de toda la nación.

“El 4 de mayo, los miembros de Chicago de la anarquista Asociación Internacional de Trabajadores (IWPA por sus siglas en inglés) organizaron una manifestación de varios miles de trabajadores en la plaza Haymarket para protestar contra la brutalidad policial que se desarrollaba en el sur de la ciudad en contra de los trabajadores en huelga. Cuando el último orador terminó su discurso esa tarde lluviosa, con sólo 200 de los trabajadores más dedicados que quedaban en la manifestación, la policía, con 180 elementos armados, se adelantó y exigió a los trabajadores que se dispersaran. Entonces, dentro de las filas de la policía, una bomba explotó, matando a siete policías. La policía abrió fuego contra los trabajadores desarmados – el número de trabajadores heridos y asesinados por la policía es desconocido hasta el día de hoy. Ocho anarquistas fueron arrestados por “incitación al motín” y asesinato. La represalia del gobierno fue enorme en los días siguientes, llenando cada periódico de acusaciones, borrando por completo los asesinatos del gobierno y la brutalidad de los días pasados.

“Ocho trabajadores fueron condenados como anarquistas, fueron condenados por asesinato y fueron declarados culpables de incitar a un motín. Sólo uno de los ocho hombres acusados estaba presente en la protesta, e intentaba dirigirse a la multitud cuando la bomba explotó. En uno de los juicios más espectaculares en la historia del movimiento obrero, no se produjo ninguna evidencia para sostener las acusaciones, aunque los ocho fueron declarados culpables. Cuatro de los prisioneros – Albert Parsons (casado con Lucy Parsons), August Spies, George Engel y Adolph Fisher – fueron ejecutados, Louis Lingg se suicidó y los tres restantes fueron perdonados debido a un inmenso levantamiento de la clase obrera en 1893.

“El 1 de mayo de 1890, de acuerdo con la decisión del Congreso de París (julio de 1889) de la Segunda Internacional para conmemorar los mártires de Haymarket, se llevaron a cabo manifestaciones de masas y huelgas en toda Europa y América. Los trabajadores presentaron las demandas de una jornada laboral de 8 horas, mejores condiciones de salud y otras demandas establecidas por la Asociación Internacional de Trabajadores. La bandera roja fue creada aquí como el símbolo que siempre nos recordaría la sangre que la clase obrera ha sangrado y continúa sangrando bajo el opresivo reinado del capitalismo.

“A partir de ese día… los trabajadores de todo el mundo comenzaron a celebrar el primero de mayo como día de solidaridad proletaria internacional, luchando por el derecho a la libertad para celebrar su pasado y construir su futuro sin la opresión y explotación del Estado capitalista”. (texto de MIA:Enciclopedia de Marxismo<https.marxists.org/glossary/events/m/a.htm#may-day>)

DÍA LABORAL EN LOS ESTADOS UNIDOS CELEBRA UNA CLASE TRABAJADORA DOCIL Y COARTADA

Irónicamente, aunque el primer 1ero de mayo fue en Chicago, dentro de los Estados Unidos el día festivo oficial para el “trabajo” se celebra el primer lunes de septiembre y es etiquetado como “Día del Trabajo”. El “Día del Trabajo” en septiembre marca, en los Estados Unidos, el final de las vacaciones de verano, donde son más comunes los hotdogs y la cerveza en vez de los mítines y marchas. El Día Internacional del Trabajador, por otro lado, no tiene posición oficial dentro del gobierno de los Estados Unidos.

No debería sorprendernos que el Día del Trabajo fuera elegido en vez del Día Internacional del Trabajador para conmemorar el “trabajo” en los Estados Unidos. El Día del Trabajo es una celebración que separa a propósito el “trabajo” del “trabajador”, con lo cual el Día del Trabajo puede ser usado por los que están en el poder para enmascarar simultáneamente sus riquezas, celebrar su posición privilegiada y proporcionar unas vacaciones a aquellas personas cuyo trabajo es la fuente de todas las riquezas. Así que cada año, en el Día del Trabajo, los jefes y trabajadores de los Estados Unidos tienen un día libre para celebrar sus barbacoas apolíticas y no de clase trabajadora que les recuerda una vaga noción de “trabajo” desencarnado.

El Día del Trabajo en Estados Unidos no es una lucha de clases. El Día del Trabajo no se trata de la solidaridad internacional. El Día del Trabajo en Estados Unidos es un día para celebrar el enmascaramiento del carácter de clase explotador de la sociedad capitalista. El Día del Trabajo es en realidad más acerca de la celebración de los trabajadores estadounidenses que dan la espalda a la memoria y las luchas de los mártires de Chicago en 1886, en su lugar es una mentalidad neoliberal al estilo Wal-Mart que celebra a los ricos “creadores de empleo” y sus leales “asociados”.

EL PRIMERO DE MAYO ES DE LUCHA

El Primero de Mayo, por otro lado, es un día de unidad de la clase trabajadora. El Día Internacional del Trabajador es una celebración de la conciencia y la resistencia de la clase obrera. El 1ero de Mayo señala la fuente del poder humano que no sólo tiene la capacidad de cambiar la historia, sino que derriba la locura colectiva que es lo que es el capitalismo moderno: la violencia, la destrucción del medio ambiente y la increíble desigualdad que existe en este mundo al que pertenecemos. Cada Primero de Mayo representa la potencialidad de una resistencia coordinada para la clase dominante alrededor de todo el mundo.

Sin embargo, aquí en los Estados Unidos nuestras comunidades son criminalizadas por las políticas de inmigración estadounidenses que hacen que sea un crimen vivir y trabajar. El gobierno de los Estados Unidos desgarra a las familias a través de las deportaciones masivas usándola como una política de terror estatal que intenta golpear con el miedo nuestros corazones. La clase dominante nos prefiere dóciles mientras trabajamos para mantener una elevada calidad de vida para los que ostentan el poder.

Por estas y muchas otras razones, Unión del Barrio sale cada Primero de Mayo para ayudar a crear conciencia de clase entre los trabajadores de todo el sur de California. Cada Primero de Mayo nos reunimos y marchamos como parte de un día de acción para celebrar y defender nuestros derechos.

¡Que el Día del Trabajo, Día Internacional de los Trabajadores, sea un día de unidad, organización y lucha!

¡Ayude a poner fin a la explotación de los trabajadores! ¡Ha Organizar y participar!