Los Ángeles 2019: ¡El Magisterio Luchando, También Está Enseñando!

Unión del Barrio se solidariza con el magisterio de las escuelas públicas en Los Ángeles.

Los maestros del sindicato de Los Ángeles están preparados para demostrarle al Superintendente del Distrito Unificado de Los Ángeles, Austin Beutner, que no le temen a iniciar una huelga para defender la educación pública. Durante los últimos 20 meses, el sindicato magisterial ha estado en negociaciones con el Distrito de Los Ángeles con el fin de mejorar las condiciones de aprendizaje en uno de los Distritos más grandes en los Estados Unidos. 

En este primer día de huelga, no olvidemos el verdadero motivo por el cual saldrán a las calles los maestros, estudiantes y miembros de la comunidad: A demostrar una resistencia popular – cosa que no se ha visto en esta ciudad desde hace 30 años. El obstáculo más grande dentro de las negociaciones no fue la falta de dinero ni exigencias poco razonables, sino las acciones de Beutner para continuar defendiendo a los multimillonarios dueños de empresas trasnacionales y las escuelas chárters, que por años han utilizado miles de millones de dólares y a títeres como Beutner y otros miembros de la Mesa Directiva Escolar para privatizar todo lo relacionado con el sistema educativo de Los Ángeles. En última instancia, estos maestros emprenden una ardua lucha en defensa de la educación pública y en contra de los avaros intereses corporativos encaminados por un coro de disque “líderes de la comunidad” defensores del capital y sus intereses privados, que lloran falsas lágrimas por “nuestros niños” y convenientemente aplauden la cancerosa construcción de escuelas charters para llenarse sus bolsillos de dinero. Esta es primeramente una lucha contra la privatización de la educación pública.

Austin Beutner, Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, anteriormente Gerente General de los periódicos neoliberales Los Angeles Times y San Diego Union Tribuney teniente principal de Antonio Villaraigosa, optó por ignorar las justas y urgentes demandas del magisterio, argumentando falsamente que no hay fondos. Beutner, partiendo de su arraigada creencia que los trabajadores existen para sacarles ganancias a través de la explotacion, maniobra como si los maestros no fueran trabajadores merecedores de salarios dignos. Este señor hipócritamente promueve la conveniente idea que la profesión de docente debe ser un acto de caridad y sacrificio por el bien de los niños. Es más, Beutner y los políticos como el Concejal Curren Price y ex-alcalde Antonio Villaraigosa,  han intentado hacerle creer al público que el maestro debe conformarse con lo que se le dé, y que debe tolerar ciertas condiciones de trabajo a nombre de la dedicación que le tienen a sus estudiantes. Les piden que continúen sus sacrificios a costo de su cuidado médico y bienestar económico. Y cuando ven que estos luchan por lo que es justo, los políticos y privatizadores intentan hacer que el público vea a los maestros como un sector egoísta que lucha contra el interés de nuestras hijas e hijos. 

¿Por qué la huelga de maestros de Los Ángeles también es para beneficiar a nuestras hijas e hijos? Porque su honesta huelga no parte sólo de frenar la privatización o exigir aumento de salario, sino de la irrefutable necesidad de disminuir el gran número de estudiantes en las voluminosas clases del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles. Porque los maestros luchan para eliminar la nociva práctica de sofocar la instrucción en las aulas con exámenes estatales pedagógicamente contraproducentes. Porque los maestros exigen una verdadera educación de calidad, con el aumento de consejeros, bibliotecarios, enfermeras, y personal de apoyo. Porque las escuelas, en vez de proveer estos servicios esenciales para el desarrollo del estudiante, han contribuido a la criminalización y encarcelamiento de nuestra juventud, y eso ya no se debe tolerar.

La táctica de pintar al maestro como el enemigo de la educación es una estrategia que hemos visto utilizarse históricamente en otros estados y países donde el maestro ha demostrado su resistencia a la privatización. Como en Los Ángeles, en Chicago, Oaxaca, y Puerto Rico, el magisterio promueve una resistencia contra los bancos mundiales y el interés de hacer negocio de la educación. Hay poderosos intereses que trabajan a diario por el desmantelamiento de la educación pública a través de la imposición de exámenes estandarizados, la transformación de estudiantes a sirvientes del sistema capitalista, el constante uso de nuestros maestros como el chivo expiatorio de los problemas educacionales, y la desviación de fondos públicos fuera de las escuelas públicas. ¿A qué se debe tanto interés en nuestro sistema educativo? A parte del dinero que fluye dentro de este sistema, mordida de la que todos buscan tomar, existe el sistema económico capitalista que ha visto a las escuelas como instrumento de la globalización. Al estudiante se le ve como una herramienta más que contribuirá a que el capitalismo perdure contribuyendo a las desigualdades sociales, económicas y políticas, mientras que el rico goza de la explotación del trabajador. 

Reiteramos que esta huelga es una resistencia popular en defensa de la educación pública; es una lucha contra aquellos que realmente no les importa el futuro de nuestras comunidades. Si queremos ver resultados en el aprendizaje de los estudiantes, debemos invertir en nuestras escuelas públicas. Es nuestra responsabilidad moral resistir junto a nuestros maestros, estudiantes y padres. Esta lucha contra los privatizadores sólo se ganará si nos mantenemos unidos. ¡Es hora de resistir a los privatizadores multimillonarios! ¡Defenderemos nuestras escuelas públicas a todo costo! ¡No olvidemos que el maestro luchando, también está enseñando! 

¡Hasta La Victoria Siempre!

#MaestraLuchandoTambienEstaEnsenando #WithoutEducationThereIsNoLiberation #OrganizateRaza #LiberacionExigeOrganizacion #VivaNuestraAmerica #LaPatriaGrande #UnionDelBarrio