Parte IV: La Autodefensa De La Raza Es Ahora La Primera Línea De La Lucha Antifascista

Análisis De Unión del Barrio Sobre El Fascismo Trumpista Y Nuestra Lucha De Liberación

Este análisis es de cuatro partes y representa una discusión interna que empezamos en noviembre del 2016. El propósito de este análisis es resumir lo que Unión del Barrio ha aprendido, lo que sabemos y lo que esperamos, para ofrecer claridad política sobre lo que hay que hacer para resistir el fascismo trumpista ahora en 2017, a comienzo del gobierno de Trump. Antes de poder prepararnos para lo que viene, primero debemos de tener muy claro todo lo posible acerca de nuestras condiciones actuales y de cómo llegamos a esto. Son cuatro partes de este análisis:

PARTE UNO: No Le Debemos Nada Al Partido Demócrata: Deja Que El Burro Muerto Muera

PARTE DOS: El Odio Republicano Es Contra Todos Y Todo: Cuidado con el Elefante Muerto que Camina

PARTE TRES: Nuestras Luchas Trascienden el Sistema de Dos Partidos

PARTE CUATRO: Tocas a Uno, Tocas a Todos


Tocas a Uno, Tocas a Todos

Parte Cuatro de Cuatro

El fundamento discursivo del fascismo trumpista es anti-mexicano. Los nacionalistas blancos ven a nuestra gente como una amenaza, no necesariamente a causa de nuestro poder político, sino porque deben contener nuestro poder demográfico. Esto es lo que está detrás de la promesa de Trump de 3 millones de deportaciones en su primer año en el cargo, en comparación con lo que Obama hizo en 8 años. Trump ha planteado el desafío de superar las deportaciones de la era Obama. Logísticamente, este objetivo fue posible gracias a la máquina de deportación de Obama. Además, la pared de Trump, y su amenaza de apoderarse de nuestras remesas están todavía muy latentes. Trump exige cambios en el TLCAN, no para reformar la riqueza que han robado de México, sino para aprovechar de incrementar aún más la explotación y el robo.

Así, la represión anti-mexicana es el primer punto de referencia para medir el éxito de la presidencia de Trump. Su base blanca nacionalista medirá su éxito por la brutalidad con que este gobierno reprime La Raza, es decir, hay una línea directa -una equivalencia- entre el éxito del fascismo trumpista y atacar a nuestro pueblo. Por lo tanto, nuestras comunidades serán identificadas como la primera línea del fascismo trumpista…el primer objetivo militaristamente hablando.

La primera línea de la lucha antifascista es por lo tanto la autodefensa de La Raza. Los progresistas y otros que encuentran eco en la resistencia anti-trumpista deben estar en solidaridad con nuestra lucha, no sólo para declarar campañas de “santuarios”, sino una activa unidad antifascista que se reúne en torno a la autodefensa y la auto- Determinación de La Raza, incluyendo pueblos nativos y luchas indígenas.

Sugerimos a las personas que se consideran “liberales” o “progresistas” que deben abandonar la posición revisionista y oportunista que argumenta que la base de apoyo de Trump es realmente más acerca de “las necesidades de una clase obrera enajenada”, y que en vez de esto, acepten que en realidad lo que Trump representa es la crisis global del imperialismo y el capitalismo de Estados Unidos, los simpatizantes de Trump representan un movimiento supremacista blanco y que el poder estatal de Estados Unidos ha tomado ahora su forma más violenta y peligrosa como fascismo trumpista.

Debemos aportar tiempo y recursos para construir una amplia unidad de izquierda antifascista. Los colaboradores del Partido Demócrata, asi como todos los colaboradores, deben ser expuestos, precisamente porque se trata de una lucha contra el fascismo, y no hay un punto medio en esta lucha. Usted es un fascista (incluidos los colaboradores) o es un antifascista; Un amigo o un enemigo; Un trumpista o un anti-trumpista. Este “binario” podría poner incómoda a algunas personas de mentalidad liberal, pero no es nuestra invención… Esta claridad política “derecha versus izquierda” es lo que alimenta el fascismo trumpista, tanto que están dispuestos a sacrificar su propio orden constitucional en el altar de “Haciendo América Grande Otra Vez”.

Debemos estrechar los lazos con nuestros amigos dentro de las actuales fronteras de los Estados Unidos, en México y en toda Nuestra América. Debemos recordar que hay 50 millones de nosotros dentro de las fronteras políticas del imperio, y si los trumpistas piensan que nos vamos a dejar acorralar y atacar, debemos decirles en sus caras que otra cosa es la que viene! Además, debemos recordar que hay 115 millones de nosotros justo al otro lado de la frontera, en México, y otros 550 millones en América Central y del Sur.

Hoy, más que nunca, la unidad interna de UdB es esencial porque la historia nos ha asignado un papel central en esta lucha. Debemos presentar y aclarar lo que entendemos del concepto general de autodefensa – “Auto-Defensas Anti-Trumpistas”, y de que esto se trata de una nueva etapa de lucha. Debemos educar a nuestras comunidades sobre el precedente histórico de la autodefensa. Cada una de las estructuras internas de Unión del Barrio debe desarrollar formas creativas de explicar y ejecutar lo que debe ser la “autodefensa” en nuestras comunidades, en términos prácticos basados en las masas, y a través de nuestras acciones. Todo depende de un programa accesible a nuestras comunidades, y que la interpretación / legibilidad del concepto de autodefensa comunitaria se entienda a nivel de masa.

Debemos identificar y desarrollar nuestra presencia organizada en diferentes sectores de lucha:

  • Debemos incluir la política electoral y la vigilancia, para seguir la pista y exponer la colaboración fascista. No debemos desalentar la votación, sino desafiar a aquellos que sugieren que este es el principal espacio de lucha. (Es decir, Tu voz es tu voto).
  • Necesitamos un sector de lucha que concentre su trabajo en el desarrollo económico hacia la construcción de la autodeterminación económica. Esta forma de lucha debe ser material y cuantificable, basada en las ideas arraigadas dentro de las estructuras internas de UdB.
  • Esta versión de lucha debe ser portable, reproducible, y debe expandir las filas de UdB, no de una manera que dependa de frentes o coaliciones, pero que no excluye trabajar con otras fuerzas progresistas. Nuestras estrategias deben ser inaccesibles a las formas liberales de lucha que oportunistamente saldrán en frente de la lucha anti-trumpista para así reclamar su propiedad.
  • La elaboración de herramientas agitación y propaganda serán esenciales para este proceso, para la unidad interna de la UdB, para dar una cara unificada y legible a nuestros aliados, e incluso a los trumpistas. Este material debe servir para unificar y disciplinar nuestro perfil público y nuestro discurso político para mantenerse dentro del marco revolucionario de la autodefensa. Debemos resistir el impulso del radicalismo sin fundamento en nuestra retórica o en nuestra práctica.
  • Nuestro trabajo comunitario debe ser ampliado a través de nuestros 11 sectores de lucha, y dentro de cada sector de lucha, necesitamos elaborar un análisis relevante y accesible para contribuir a este marco.

Tocas a Uno, Tocas a Todos

Inmediatamente después de la victoria de Trump a través del colegio electoral , cientos de miles de personas salieron a las calles para protestar contra Donald Trump. Por supuesto, es bueno presenciar movilizaciones de masas, aunque tenemos que imaginar cómo sería este país si hasta el 10% de todas las personas que se oponen a Trump se convirtieran en miembros de organizaciones serias de izquierda. Por supuesto, la marcha y la protesta es importante, pero esas actividades por sí solas nunca traerán el cambio estructural que se necesita desesperadamente. El activismo es valorado, pero no es un sustituto de la organización comunitaria real para la autodefensa. ¿Qué queremos decir exactamente cuándo nos referimos a la lucha política organizada? Nos referimos a lo siguiente:

  • Ser miembro de una organización progresista.
  • Asistir regularmente a reuniones de la organización.
  • Ser organizador durante todo el año; No sólo para prepararse para marchas y  protestas.
  • Cuando organizamos marchas y protestas, nuestra meta más urgente debe ser tratar de convencer a muchos de los participantes como sea posible para unirse a una organización progresista.
  • Estudiar colectivamente la teoría revolucionaria.
  • Discutir y desarrollar colectivamente el análisis político, estrategias y tácticas.
  • Participar en una organización real basada en la comunidad con personas reales, es decir, no solamente por internet, y este compromiso debe guiarse por una línea y objetivos políticos claros.

Unión del Barrio ha asumido ahora una posición de “autodefensa” y pide a nuestros partidarios y a nuestras comunidades en general que participen en la formación de las “Bases de Auto-Defensa Comunitaria”. Aceleraremos nuestro trabajo para construir y consolidar Unión del Barrio como una organización capaz de promover y defender los intereses de nuestro pueblo, en donde sea que nos encontramos reprimidos y explotados dentro de las actuales fronteras de los Estados Unidos. Durante casi cuatro décadas, Unión del Barrio ha liderado luchas contra la violencia de la migra y policial; Defendió los derechos de los trabajadores, prisioneros, mujeres y jóvenes; e incluso lanzamos numerosas campañas electorales independientes, y hemos acumulado la experiencia organizacional que es necesaria para hacer este llamado.

Ahora es el momento Compañeras y Compañeros! ¡No podemos permitir que el miedo y la frustración inmovilicen a nuestras comunidades! La única forma de resistir al fascismo trumpista es con una lucha disciplinada y organizada.

Unión del Barrio

Febrero de 2017. Actualizado July 2017.

CONCIENTIZACIÓN, ORGANIZACIÓN, ACCIÓN Y LIBERACIÓN